ASPECTOS
AMBIENTALES

PRINCIPIOS PACTO GLOBAL DE NACIONES UNIDAS: 7, 8 Y 9

3.1

GESTIÓN DE CALIDAD, AMBIENTE, SALUD, SEGURIDAD Y ENERGÍA

Temas Materiales: Agua y Efluentes, Residuos: Generación, tratamiento y eliminación, Emisión de Gases: liberación de sustancias a la atmósfera, Energía: uso eficiente, Cumplimiento normativo y anticorrupción, Relación con la comunidad e Inversión Social

Contenidos GRI: 3-3

Contenidos SASB: RT-CH-210a.1.

LOGRAMOS LA RECERTIFICACIÓN DEL PROGRAMA DE IFA, PROTECT & SUSTAIN.

Nuestro Sistema Integrado de Gestión (SIG) nos da el marco para trabajar buscando la mejora continua de nuestros procesos, productos y servicios, enfocados en:

• La prevención de impactos ambientales.
• La seguridad de las instalaciones y la salud de las personas.
• La capacitación a productores para el uso responsable de los fertilizantes (a nivel social y ambiental).
• La integración de nuestro compromiso ambiental en los nuevos negocios y las relaciones con las comunidades.
• La medición de nuestro impacto, definiendo objetivos e integrando políticas y programas en las operaciones, para una continua mejora del desempeño ambiental.

Gestión de Calidad

ISO 9001

Gestión Ambiental

ISO 14001

Gestión de Seguridad
y Salud Ocupacional

ISO 45001

Gestión de la Energía
(Planta Bahía Blanca)

ISO 50001

Protect & Sustain

de la Asociación Internacional de
Fertilizantes- IFA (4)

ISO 9001, 14001 y 45001 alcanzan a nuestros procesos de producción, logística y comercialización.
ISO 50001 está enfocada en nuestra planta de producción de Ingeniero White.

En 2022, se realizaron las auditorías de verificación del cumplimiento legal MASS en todos los sitios certificados. También, se llevaron adelante las auditorías internas y externas de las normas ISO 9001:15 Sistema de Gestión de la Calidad, ISO 14001:15 Sistema de Gestión Ambiental, ISO 45001:18 Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo e ISO 50001:11 Gestión de la Energía. En este último caso, se logró la recertificación prevista cada 3 años.

Además, recibimos la auditoría bienal, que valida nuestra adhesión y participación en el Programa de Cuidado Responsable del Medioambiente (PCRMA), que administra la Cámara de Industrias Químicas y Petroquímicas de la República Argentina (CIQyP). Este es un programa voluntario, en el cual participamos desde 2005; busca la mejora continua en la gestión de los procesos que incluyen sustancias químicas y su interacción con el ambiente, la salud y seguridad de las personas, el mantenimiento de las instalaciones y las relaciones con la comunidad.

En esta línea y fortaleciendo nuestro Sistema de Gestión en Seguridad, Ambiente y Respuesta a Emergencias, se recertificó el programa Protect & Sustain de la Asociación Internacional de Fertilizantes (IFA). Se trata de un programa específico para miembros de IFA, que cuenta con los auditores independientes y se ha convertido en un estándar global para fertilizantes. Su objetivo es mejorar la seguridad y la sostenibilidad en las plantas de producción de fertilizantes, llevándolo más allá de la organización, en colaboración con proveedores, transportistas, etc., con una implementación en procesos de gestión responsable a lo largo del ciclo de vida del producto. Profertil lo aprobó con una puntuación del 95%, sin incidentes ambientales reportables desde la primera certificación, hace ya tres años.

El monitoreo sistemático, de los siguientes indicadores del Programa Ambiental, alimenta nuestro proceso de mejora continua.

NIVEL
SONORO

RECURSO
HÍDRICO
SUBTERRÁNEO

CALIDAD
DE AIRE
CALIDAD DE
EFLUENTES
LÍQUIDOS
EMISIONES
GASEOSAS

RECURSO
HÍDRICO
SUPERFICIAL
(Estuario de
Bahía Blanca)

Estos controles cumplen con estrictas normas legales, establecidas por organismos nacionales e internacionales. El cumplimiento de los compromisos legales es auditado una vez al año, a través de un auditor externo independiente, además de las auditorías internas del Sistema Integrado de Gestión, y externas de los socios YPF SA y Nutrien Inc. Complementariamente, nos controlan y monitorean diversos organismos competentes: Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca (CGPBB), Prefectura Naval Argentina (PNA), Autoridad del Agua (ADA, Provincia de Buenos Aires), Ministerio de Ambiente (MDA, Provincia de Buenos Aires) y Comité Técnico Ejecutivo (Gobierno de Bahía Blanca). En 2022, estos organismos realizaron un total de 20 inspecciones en nuestra Compañía, y no se recibieron multas por incumplimiento de la normativa ambiental.

En marzo recibimos la renovación del Certificado de Aptitud Ambiental, del complejo industrial de Bahía Blanca, y en junio la renovación de la Licencia de Emisiones Gaseosas a la Atmósfera de la Terminal de San Nicolás, por parte del Ministerio de Ambiente de la Provincia de Buenos Aires (con una vigencia de cuatro años en ambos casos).

Como todos los años, se dio cumplimiento al esquema exigido por el programa ambiental, establecido por estas autoridades de aplicación. Las acciones abarcan las mediciones en fuentes fijas de emisión (chimeneas), calidad de aire, vertido de efluentes líquidos, monitoreo de agua. Con estas mediciones, Profertil da cumplimiento a la legislación vigente y demuestra su operación ambientalmente responsable, tanto en el complejo de Bahía Blanca como en sus terminales.

INVERSIÓN, CAPACITACIÓN Y CONCIENTIZACIÓN AMBIENTAL

El enfoque de mejora continua permite que un porcentaje del presupuesto, destinado a inversiones, sea utilizado para gastos e inversiones en mejoras ambientales, lo que en este período insumió más de USD 2.000.000. Reforzamos esta lógica a través de campañas de concientización y capacitaciones sobre la temática, dirigidas a diferentes públicos:

Colaboradores: En 2022, se brindaron 6.516 horas de capacitación en Medioambiente, Salud y Seguridad (MASS), a través de una aplicación informática, que permite la autogestión, con acreditación del conocimiento, dentro del Programa de Formación y Acreditación de Competencias Técnicas relativas a MASS.

Proveedores y contratistas: Mantenemos el convenio con la Universidad Tecnológica Nacional (Facultad Regional Bahía Blanca), para formar al personal contratista y acreditar los conocimientos adquiridos, con material educativo preparado por profesionales de Profertil. Continuamos con la comunicación de nuestras políticas y de nuestros procedimientos relacionados a temas ambientales, de salud y de seguridad, en reuniones con representantes de las empresas, así como a través de la plataforma digital de Gestión de Contratistas.

Comunidad: Brindamos capacitación a bomberos para establecer estrategias de respuesta a emergencias, en caso de incidentes que involucren a nuestro producto (Amoníaco). Además, realizamos reuniones periódicas con un grupo seleccionado de bomberos, personal policial, Defensa Civil y profesionales de la salud. Participamos, activamente, del proceso APELL, con la integración de las tres comisiones que lo conforman: Respuesta a Emergencias, Análisis de Riesgos y Difusión.

3.2

UN PROCESO PRODUCTIVO RESPONSABLE

Temas Materiales: Agua y Efluentes, Residuos: Generación, tratamiento y eliminación, Emisión de Gases: liberación de sustancias a la atmósfera, Energía: uso eficiente, Cumplimiento normativo y anticorrupción

Contenidos GRI: 2-6, 3-3, 302-1, 302-3, 302-4, 302-5, 303-1, 303-2, 303-3, 303-4, 303-5, 305-1, 305-5, 305-7, 306-1, 306-2, 306-3, 306-4, 306-5

Contenidos SASB: RT-CH-110a.1., RT-CH-110a.2, RT-CH-120a.1., RT-CH-130a.1., RT-CH-140a.1., RT-CH-140a.2., RT-CH-140a.3, RT-CH-150a.1.

LA PRODUCCIÓN RESPONSABLE ES NUESTRA PRIORIDAD, TOMANDO LAS ACCIONES NECESARIAS PARA TENER PROCESOS E INSTALACIONES CADA VEZ MÁS SUSTENTABLES.

Nuestro proceso productivo es continuo; por eso, la gestión responsable de los recursos naturales, en especial de los recursos no renovables, es esencial para las operaciones. El gas natural y el agua son insumos básicos, necesarios para el desarrollo de nuestras actividades.

El aire que aporta nitrógeno (N), el gas natural (CH4) y el agua (H2O) son las materias primas para producir amoníaco (NH3) y dióxido de carbono (CO2). A partir de la reacción de estos dos productos, se obtiene una solución de Urea que, posteriormente, se granula, logrando, así, nuestro producto final: la Urea Granulada.

* El consumo de gas corresponde a su uso como materia prima y como combustible.
** Corresponde a agua cruda del medidor fiscal que abastece a la Planta.

El agua no potable (internamente denominada “cruda”), que ingresa al complejo, es enviada a la Planta de Servicios Auxiliares para ser filtrada en la unidad de filtración. De allí, una parte es enviada al sistema de torres de enfriamiento, sistema semicerrado en donde se recircula; otra parte es enviada a la Planta de Desmineralización, para cumplir con los estrictos requerimientos del proceso para agua de calderas y vapor para el proceso. El vapor es acondicionado para cumplir con dos funciones principales: como fuerza motriz, para impulsar las turbinas de grandes máquinas, y como materia prima del sistema de reformado, junto con el gas natural.

Mediante el calentamiento y la intervención de catalizadores, las materias primas se transforman en óxidos de carbono e hidrógeno; luego, se agrega aire para obtener el nitrógeno y el oxígeno, para completar la reacción a dióxido de carbono. Posteriormente, el dióxido de carbono es separado y se envía a la Planta de Urea y el hidrógeno, con el nitrógeno aportado por aire comprimido, se envía a la sección de síntesis, para producir Amoníaco. Parte del Amoníaco es enviado a la Planta de Urea, para combinarlo con dióxido de carbono, previamente separado, y formar Urea, según determinadas condiciones de temperatura y presión.

Por medio de procesos de separación y concentración, se obtiene una solución de Urea 96%, condición requerida para el proceso posterior de granulación. En los granuladores, la Urea se transforma en gránulos (pequeñas esferas de 3 milímetros de diámetro), que constituyen el producto final. El Amoníaco no utilizado en la Planta de Urea se destina a la comercialización, como refrigerante y materia prima en las industrias de cosmética y de limpieza.

De este proceso, quedan residuos líquidos y gaseosos, que son monitoreados, permanentemente, por el área ambiental.

Esto ocurre las 24hs, los 365 días del año, por eso, decimos que somos una Planta de proceso continuo.

En definitiva, somos una Empresa que toma un recurso que se usa generalmente para combustión, el gas natural, y le agrega valor transformándolo en nutrientes para la tierra.

El amoníaco que utilizamos para producir Urea debe ser combinado con dióxido de carbono. El resultado es Urea líquida, que se la pasa por procesos de concentración, hasta tener la consistencia adecuada para ingresar a los granuladores.

Parte de este amoníaco se utiliza para producir Urea. El resto, se comercializa para diversos usos, por ejemplo, como refrigerante y como materia prima en las industrias de cosmética y de limpieza.

Para hacer Urea granulada, necesitamos tres componentes: Agua, Gas natural y Aire.

Luego el hidrógeno pasa a un equipo que lo combina con el nitrógeno proveniente del aire y los convierte en amoníaco (NH3).

Que se transforman gracias a condiciones especiales de temperatura y presión.

En nuestra planta recibimos el
agua cruda, que es filtrada,
desmineralizada y enfriada.

De allí, pasa a la caldera para convertirse en vapor.

Ese vapor llega a unos hornos en los que también ingresa gas natural, y donde, a elevadas temperaturas ambas materias primas se transforman en dióxido de carbono e hidrógeno.

Para hacer Urea granulada, necesitamos tres componentes: Agua, Gas natural y Aire.

Que se transforman gracias a condiciones especiales de temperatura y presión.

En nuestra planta recibimos el agua cruda, que es filtrada, desmineralizada y enfriada.

De allí, pasa a la caldera para convertirse en vapor.

Ese vapor llega a unos hornos en los que también ingresa gas natural, y donde, a elevadas temperaturas ambas materias primas se transforman en dióxido de carbono e hidrógeno.

Luego el hidrógeno pasa a un equipo que lo combina con el nitrógeno proveniente del aire y los convierte en amoníaco (NH3).

Parte de este amoníaco se utiliza para producir Urea. El resto, se comercializa para diversos usos, por ejemplo, como refrigerante y como materia prima en las industrias de cosmética y de limpieza.

El amoníaco que utilizamos para producir Urea debe ser combinado con dióxido de carbono. El resultado es Urea líquida, que se la pasa por procesos de concentración, hasta tener la consistencia adecuada para ingresar a los granuladores.

En definitiva, somos una Empresa que toma un recurso que se usa generalmente para combustión, el gas natural, y le agrega valor transformándolo en nutrientes para la tierra.

Esto ocurre las 24hs, los 365 días del año, por eso, decimos que somos una Planta de proceso continuo.

3.2.1

ENERGÍA Y EMISIONES

PARTE DEL DIÓXIDO DE CARBONO, QUE USAMOS COMO MATERIA PRIMA, SE LO COMPRAMOS A COMPAÑÍA MEGA. DE ESTA FORMA, EVITAMOS QUE SE EMITA A LA ATMÓSFERA

En Profertil, gestionamos el uso de la energía a través de la Norma ISO 50001. Realizamos el seguimiento diario de los consumos y reportamos, diariamente, en el tablero de control y, en forma mensual, en los indicadores KPI de producción y energía. Anualmente, el grupo de gestión de la energía plantea objetivos de reducción y/o control de consumos, en orden de una mejora continua de los procesos productivos.

A su vez, de manera sistemática, implementamos distintos controles y procesos, que nos permiten hacer un aprovechamiento eficiente del gas natural, tanto para la combustión como para su procesamiento y transformación en fertilizante. Así, adoptamos el uso de off-gas como combustible, lo que contribuyó a reducir el el consumo de gas natural en la caldera de vapor de alta presión.

En 2015 implementamos un Proyecto de Ampliación de Capacidad y Ahorro de Energía, una iniciativa que nos permitió producir más, utilizando la misma cantidad de recursos naturales.

En 2018, firmamos el convenio energético más importante del país, para generar más del 60% de nuestra Urea a partir de energías renovables2. Así, la mitad de la producción nacional de trigo y maíz está fertilizada con Urea, generada con energía eólica. Además, gracias a un convenio con la empresa Mega, utilizamos CO2 residual del proceso de la compañía vecina, como materia prima de la Urea.

Además, ese mismo año comenzamos con el proceso de recambio de todas las luminarias fluorescentes por luces LED, en las plantas de urea, servicios auxiliares y edificios de oficinas. En 2021, alcanzamos un recambio de 2.475 luminarias y, durante 2022, se cumplió con el reemplazo de iluminación a LED en la planta de Amoniaco, lo cual implicó el reemplazo de 500 artefactos, y se aprobó una inversión bianual (2023-2024) para la compra y reemplazo de la iluminación vial de planta (300 luces más), que tiene como fecha final diciembre de 2024.

2 Se superó el porcentaje de participación establecido por Ley N° 27.191 para el año correspondiente, que establece una meta del 16%.

Se modificaron los valores 2020 y 2021 contabilizando los usos del off gas en el BU y en la caldera NEM.
** GN=Gas Natural
*** EE=Energía Eléctrica

Durante 2022, continuamos aumentando el suministro de energía eléctrica de fuente renovable. El 67% de los requerimientos eléctricos de Profertil fueron cubiertos por 3 parques eólicos: Los Teros (provincia de Buenos Aires), Manantiales Behr (provincia de Chubut) y Cañadón León (provincia de Santa Cruz). El objetivo es seguir en este camino de descarbonización de la matriz energética y contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Durante 2022, luego de introducidas las mejoras realizadas en la Parada de Planta 2021, la planta operó en forma estable y eficiente, logrando récords de producción de Amoníaco y Urea, como así también de eficiencia energética. Por ello, el indicador específico de energía logró el siguiente resultado: una mejora de 1% con respecto al último trimestre de 2021.

CONSUMO TOTAL DE ENERGÍA POR TONELADA DE UREA PRODUCIDA
24,97 MMBTU/ton urea

Año 2022

25,22 MMBTU/ton urea

Octubre-diciembre 2021

Asimismo, realizamos acciones orientadas a minimizar el impacto de las emisiones GEI. Permanentemente, tomamos mediciones en la Planta de Bahía Blanca y generamos acciones para su reducción. Así, por ejemplo, en el marco del proyecto en alianza con Compañía Mega, continuamos con la compra del dióxido de carbono a esta empresa (que, de otro modo, se emitiría a la atmósfera) y lo utilizamos como materia prima para aumentar la producción de Urea. Actualmente, nos encontramos trabajando en el ajuste y en la actualización de nuestra huella de carbono, y en la evaluación de planes de acción para su disminución.

* A raíz de la actualización del decreto 3395/96, reemplazado por 1074/18, que incluye medición de pm
2.5, se implementó un nuevo método de muestreo y medición.

3.2.2

AGUA Y EFLUENTES

CONTAMOS CON CIRCUITOS DE RECUPERACIÓN DEL AGUA, PARA QUE PUEDA VOLVER A SER UTILIZADA.

El agua llega a nuestra Planta por medio de un acueducto, que deriva hacia esta zona antes de su ingreso a la Planta Potabilizadora Patagonia, desde donde se abastece a la ciudad de Bahía Blanca. La fuente utilizada para la captación de agua es el dique Paso de las Piedras. El agua que ingresa al complejo, denominada “cruda” (no potable), posteriormente, es filtrada y desmineralizada en la Planta de Servicios Auxiliares, para cumplir con los estrictos requerimientos del proceso productivo. Por su parte, los efluentes líquidos se vuelcan en el estuario, luego del pasaje por las piletas de tratamiento; este proceso cumple y se encuadra dentro de la Resolución 336/03 de la Autoridad del Agua de la Provincia de Buenos Aires3.

Conscientes de la presión existente sobre los recursos hídricos, hacemos foco en el análisis de medidas para optimizar y gestionar mejor el uso de este recurso vital. Durante 2022, enfatizamos el uso racional y eficiente del agua en todo el proceso productivo. Para mencionar algunas, destacamos las siguientes acciones que tuvieron mayor impacto:

• Se realizaron tareas preventivas, tales como: cambio de arena de filtros de agua cruda, para reducir el agua para contralavado y limpieza de distribuidores y celdas en las torres de enfriamiento, para incrementar la eficiencia de intercambio energético y reducir el uso de agua para enfriamiento.

Desde la parte operativa, continuamos con la reutilización de agua de lavado en granuladores, para minimizar el uso de agua tratada; optimizamos el uso del vapor, para reducir el consumo de agua desmineralizada; la gestión del suministro con el proveedor, a efectos de optimizar la utilización del recurso; la mejora en el tratamiento del agua de refrigeración, lo cual permite operar con mayores ciclos de concentración en el sistema, reduciendo el consumo de agua de reposición.

En 2022, todos estos logros han resultado en una disminución del valor específico del consumo de agua por tonelada de Urea producida.

3 No hemos sufrido derrames significativos durante el período del informe. Tampoco hemos tenido incidentes de no conformidad relacionados con permisos, estándares y reglamentos de calidad del agua.
* El agua consumida es igual a la extraída, porque el efluente es descargado al mar y no al dique, de donde es la fuente de extracción.

3.2.3

RESIDUOS

Como consecuencia de nuestros procesos productivos, generamos residuos que son monitoreados por el área de Medioambiente, Salud y Seguridad, verificando el cumplimiento con las normas legales aplicables.

Gestionamos los residuos sólidos siguiendo un procedimiento interno, el cual permite la identificación, el registro y el control desde los puntos de generación, recolección, clasificación y tratamiento o disposición final. Nuestro orden de prioridad es eliminar o minimizar la generación, la reutilización, el reciclado y, por último, el tratamiento y la disposición final (cuando lo anterior no sea posible). Renovamos, anualmente, ante la autoridad de aplicación, la declaración jurada de residuos peligrosos, y mantenemos un convenio con la Municipalidad de Bahía Blanca para la disposición de residuos sólidos reciclables.

* En 2021, el aumento de residuos generados se debe a los dos meses de Parada de Planta.